El agua se encuentra en la naturaleza de muchas maneras: en los ríos, en las nubes, en la nieve y formando parte de casi todos los seres vivos.

El agua pura no tiene sabor,  olor, color ni forma propia. Toma la forma del recipiente que la contiene. El agua es indispensable para la vida del hombre y de todos los seres vivos.