Las plantas no se desplazan como los animales, pero si se mueven a medida que van creciendo. Sus hojas y sus tallos se mueven hacia la luz del sol. La raíz se mueven en dirección hacia la tierra. Algunas plantas como el frijol y las enredaderas se mueven alrededor de un soporte para  sostenerse.

Los animales se desplazan de diferentes formas: los peces nadan, las serpientes reptan, las aves vuelan y la mayoría de los mamíferos caminan y corren.